“Resultados prometedores” en el tratamiento con CBD del Trastorno de Espectro Autista

El estudio publicado en la prestigiosa revista Neurology es dirigido por el Dr. Adi Aran, director de la unidad de neurología pediátrica del Hospital Shaare Zedek en Jerusalén. En este se examina el efecto de la terapia con cannabis medicinal en niños en el espectro autista y encontró que el tratamiento con cannabis con una alta concentración de CBD (sustancia no psicoactiva del cannabis) mejoró la condición de 80 % de los niños en el estudio.

El estudio incluyó a 60 niños, con una edad promedio de 12 años, cuya condición no había mejorado con la terapia farmacológica convencional. Los niños fueron tratados con aceite de cannabis con una concentración de 20% de CBD y 1% de THC durante al menos siete meses. El THC es el principal ingrediente psicoactivo en la planta de marihuana. El CBD, por otro lado, no tiene efecto psicoactivo.

Al final del período de tratamiento, los padres de los niños completaron cuestionarios para evaluar el cambio en su condición. Se les preguntó a los padres si habían notado un cambio en el comportamiento de sus hijos, el grado de ansiedad de sus hijos y si las habilidades de comunicación de sus hijos habían cambiado. El 80% de los padres de los niños que participaron en el estudio informaron una disminución en el comportamiento problemático, y el 62% informó que el comportamiento de sus hijos mejoró significativamente.

El estudio también encontró que la mitad de los niños que participaron en el estudio también informaron una mejora en su nivel de comunicación, y el 40% dijo que sus síntomas de ansiedad habían mejorado significativamente. Un tercio de los participantes no mostró síntomas de ansiedad antes de que comenzara el estudio. “Este estudio preliminar respalda la viabilidad del cannabis medicinal basado en CBD como una opción de tratamiento prometedora para problemas de comportamiento refractario en niños con TEA”, concluye.

Los trastornos del espectro autista son de naturaleza del desarrollo neurológico, por lo general aparecen en la infancia o la primera infancia y duran toda la vida. Los casos más graves tienen síntomas debilitantes que incluyen comportamientos compulsivos, repetitivos y habilidades sociales y de comunicación deterioradas. Algunos niños no pueden hablar en absoluto. El autismo afecta a alrededor del 1% de las personas en todo el mundo.

Los médicos tradicionalmente tratan los síntomas con medicamentos antipsicóticos, que tienen efectos secundarios dañinos. Algunos niños no responden a estos medicamentos. Aran comenzó pequeños estudios de investigación sobre el autismo después de estudios similares de cannabis en la epilepsia, una enfermedad que afecta a aproximadamente el 20% de los niños autistas. Mientras estudiaban la epilepsia, los investigadores descubrieron que ciertos compuestos de cannabis probablemente también ayudarían a algunos síntomas del autismo. Menos del 2% de la población general tiene epilepsia, pero hasta el 33% de las personas con autismo también sufren de epilepsia.

En una segunda fase de la investigación, se realiza actualmente en Israel un estudio doble-ciego y con control de placebo que incluye 120 participantes y que tiene por objetivo medir la eficiencia del cannabidiol (CBD) en el tratamiento del Trastorno de Espectro Autista.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados